Aún en el siglo XXI siguen vigentes las leyendas urbanas. ¡Algunas son aterradoras! Conoce con nosotros una de ellas.

Compartir:

Share on twitter
Share on facebook

A mediados del siglo pasado la información al respecto era mínima, se consideraba una leyenda urbana. Sin embargo, en la actualidad es factible determinar cuál es la ecuación que favorece la aparición de esa peculiar experiencia sensorial descrita por varios como desagradable, frenética y para nada placentera.

EVITA MIRAR AL ABISMO

Difícilmente, se podría establecer una tabla comparativa entre la consecuencia sensorial que provocaban las hojitas felices en el último tercio del siglo XX y aquellas de la actualidad. Han pasado 50 años, y se han innovado diversos procesos de hibridación que definitivamente potencializan su alcance. Asimismo, se han explorado otras variables, como la gastronomía o el uso medicinal. Sin olvidar que también, se ha legalizado en algunos lugares del mundo.

Los factores que colaboran en la manifestación de La Pálida, son diversos. Por un lado, se vincula con la ingesta de una cantidad excesiva, como puede darse en caso de un brownie mágico. Aunque constan casos excepcionales en que interviene la tolerancia de cada quien al rango del efecto

Por otro lado, se pudiera suponer en un sentido lógico que una mayor cantidad, favorecería la intensidad sensorial, sin embargo, sucede todo lo contrario. Pues el resultado es una caída del azúcar, que es considerado un efecto colateral ante la presencia de un agente ajeno al cuerpo. Es decir, la hipoglucemia es un modo de alerta física: algo extraño está sucediendo.

LUZ IRIDISCENTE

Así el primer síntoma es ponerse pálido, de ahí el nombre de La Pálida. En seguida el cuerpo se debilita, se altera la percepción habitual, se experimentan náuseas, escalofríos, perdida de la movilidad, de la noción de tiempo, del espacio, resequedad bucal, ansiedad y paranoia. Este repertorio de señales físicas, puede ser tan inesperado como inquietante.

Ante lo cual, es importante recuperar la calma, comer algo dulce o tomar un jugo para estabilizar el azúcar. En otros casos, basta con tomar agua, recordemos que todos somos diferentes y cada quien encontrará la manera más adecuada para resolverlo. Algunos sugieren evitar la ingesta en ayunas para evadir la aparición de dichos síntomas.

David Schmader en su texto Weed: The User´s Book (2016, Sasquatsh Books) menciona que una cantidad letal implicaría que una persona ingiriera 750 kilos en un lapso de 15 minutos, lo cual es prácticamente imposible. Aunque el uso recreativo no es excepcional, también es cierto que todo abuso trae consigo consecuencias desagradables como mucha sed y resaca.

REINA BLANCA

Todos los viajes son distintos. Algunos dejarán una marca indeleble, sin embargo, habrá otros que se destacan por ser excepcionales. Ejemplo de ello, pueden ser los trayectos dificultosos, en especial si se altera o afecta negativamente nuestra percepción.

Así, lo que muchos califican como un “mal viaje”, también recibe el nombre de La Pálida, temida por muchos y desconocida por otros tantos. Es improbable determinar el momento exacto en que se manifieste, pero si es posible evitar las circunstancias que colaboren para su repentina aparición. Lo ideal sería afrontarla positivamente, aun cuando pueda espantarnos.

La Pálida no es específicamente el nombre de un cuento de terror, tampoco es un fantasma que ronda el centro histórico, pero la sola experiencia, es capaz de empeorar hasta el punto de convertirse en un evento tan horripilante como inolvidable, tal cual una pesadilla vívida.

Fuentes
https://canamo.net/noticias/mundo/que-es-la-palida-y-por-que-te-hace-sentir-tan-mal
https://www.vice.com/es_latam/article/ez3g74/que-pasa-con-mi-cuerpo-durante-la-espantosa-palida-weedweek2017-semanamariguana2017
https://sensiseeds.com/es/blog/5-efectos-de-consumir-demasiado-cannabis-se-puede-sufrir-una-palida/

Compártelo ahora. ¡Gracias!

Share on twitter
Share on facebook

Artículos Relacionados: